De forma recurrente acuden a nosotros empresas en busca del Santo Grial, «seguidores en las Redes Sociales», con el único objetivo de aglutinar cuantos más mejor. Un objetivo, a nuestro criterio, erróneo cuando se presenta por si sólo no teniendo en cuenta que un seguidor no es un potencial cliente cuando no se ha conseguido a través de una acción y una estrategia que así lo haya previamente planificado. En internet, en el mail es fácil recibir anuncios que prometen muchos seguidores a un precio relativamente económico y decimos relativamente porque aunque el dinero invertido sea, a priori, bajo (se pueden contratar a partir de unos 50€ /500 seguidores) es muy alto cuando su retorno es cero.

Por tanto, antes de realizar cualquier inversión publicitaria, por pequeña que sea, es importante analizar el porqué, el cómo, el cuando, lo que quieres y lo que necesitas. Sólo así tendrás la oportunidad de alcanzar tus objetivos, el resto es invertir de dinero en algo más parecido a los juegos de azar (voy a tener suerte) que al marketing o la publicidad.

Contacta y te explicamos de va esto del «Marketing Honesto»